Volver a los detalles del artículo Grafeno y Siliceno: una nueva vida gracias a la sutileza de los materiales bidimensionales Descargar Descargar PDF